martes, 21 de agosto de 2012

urutáu

Ave nocturna.- Tupä Kuchuvi Veve dice Nyctibius griseus cornutus, llamado también Guaimïngué : exanciana; Guyra côcué : pájaro de los cultivos. Guasch dice que es mejor cantor que el coroshire. El doctor Carlos Gatti Battilana dice aunque escaso es muy conocido por su voz que es un alarido alto, espacioso, muy melancólico que lo repite con pausas toda la noche, y se oye de muy lejos. Solo aparece en el Paraguay de octubre a febrero, aunque se oye, a veces, gritar alguno en pleno invierno. Habita bosques y palmares, posándose siempre en un árbol grande y seco o una palma seca donde, con el cuerpo vertical, se pega al extremo de alguna ratronchada. Se apoya en la cola de modo que sobresale la mitad del cuerpo al tronco o rama tronchada en cuya punta se ubica, por cuyo motivo y por su color de corteza de rama seca o tronco de palma y porque pasa allí el día en absoluta quietud es muy difícil verle. Jamás baja al suelo y si se le pone en él, ensancha las alas apoyándose en los remos y el cóccis sobre la tierra para mantenerse vertical. Es solitario y pone sus huevos en un corto agujero hecho en el tronco y los toca y empolla con el pecho estando la madre verticalmente trepada frente al agujero. Debido a estas características tan curiosas y a lo impresionante de su grito en la noche, han surgido numerosas leyendas alrededor de la uratáu.


Urutáurä.
Gavilucho, ave de rapiña.


Tupä Kuchuvi Veve :

Guaimïngué o ñe'ëramo,  y-ro'y   ndo'ávéima.
Cuando canta el urutáu, ya no caen más escarchas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.